General Jose Maria Morelos y Pavon

Vota este articulo
(0 votos)

PRONUNCIAMIENTO QUE PRESENTA EL DIPUTADO FRANCISCO TOBIAS HERNÁNDEZ, DEL PARTIDO UNIDAD DEMOCRATICA DE COAHUILA, CONJUNTAMENTE CON LOS DIPUTADOS DEL GRUPO PARLAMENTARIO “JOSE MARIA MORELOS Y PAVON" DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL, CON MOTIVO DEL ANIVERSARIO DEL  NATALICIO DEL GENERAL JOSÉ MARÍA TECLO MORELOS Y PAVÓN.

 

Diputado Presidente,

Compañerasy compañeros diputados:

 

José María Teclo Moleros y Pavón, nació un 30 de septiembre en la ciudad de Valladolid hoy Morelia, en un lejano 1765, de cuna humilde, tuvo una niñez dura y una juventud áspera con oficio de arriero. Por las condiciones sociales de la época, racismo, desigualdad, injusticia, en aquellos tiempos de dominación, donde parecía que la justicia solo era para el blanco español, esos años le ayudaron a forjar su carácter, su temple de acero, a la edad de 25 años deicidio convertirse en sacerdote, más que por devoción por la necesidad de encontrar un buen trabajo y asegurar el bienestar de su hermana y el de Doña Juana su madre.

Antes de unirse a la Insurgencia fue enviado a lugares remotos para ejercer su curato, lugares donde ve y vive la marginación, donde siente la pobreza.

Cuenta una leyenda que durante su campaña militar de 1812, Napoleón Bonaparte expresó: Con dos Generales como Morelos conquistaría el mundo, sin duda el jefe militar más brillante de la Revolución de Independencia, Don Miguel Hidalgo no se equivoco cuando le dijo: “Padre, me parece que mejor ha de ser usted un general que un capellán”.

Protagonista de grandes batallas junto a Mariano Matamoros y  Hermenegildo Galeana uno muerto el 3 de Febrero y otro el 27 de julio de 1814, cuando se entero que hicieron prisionero a Matamoros ofreció infructuosamente la libertad de 200 soldados realistas y cuando se entero de la muerte del Tata Gildo exclamó lleno de tristeza y profundo dolor ”¡Se acabaron mis brazos!... ¡Ya no soy nada!...” En efecto a Matamoros lo consideraba su brazo derecho  por su inteligencia y a Hermenegildo su izquierdo por su valor.

Combatido a muerte por Calleja e Iturbide, mostro gran valía en el campo de batalla, el sitio de Cuautla lo inmortalizo, 2 meses de ataques no bastaron para detenerlo.

Pero su aporte al movimiento no solo fue militar, sino también ideológico, dejando muestra de ello el documento llamado “Sentimientos de la Nación” y la Constitución de Apazingan, donde plasma su deseo de libertad e igualdad.

Morelos el hombre que creía en lo que hacía, por convicción por amor a los suyos, tuvo errores y tuvo aciertos, gano y perdió batallas, un hombre dispuesto a dar la vida por la causa, un 22 de diciembre después de comer pidió un puro como si fuera a dormir y no a morir, sin culpa como diciendo no me arrepiento de luchar por mi país, porque “Morir es nada cuando se muere por la patria” porque seguro estaba que lucho por sus ideales. Después de días de tormento y tortura fue fusilado en San Cristóbal Ecatepec para después decapitarle y mutilar su mano derecha para ser expuesta en Oaxaca.

Hay quienes dicen que el General José María Morelos es el Bolívar Mexicano, yo diría que Bolívar es el Morelos sudamericano, dotado de una sencillez y demostrado queda esto, cuando rehúso el trato de alteza serenísima con las siguientes palabras: “Me tendré muy honrado con el epíteto de humilde Siervo de la Nación”

Muchas gracias

ATENTAMENTE

Saltillo, Coahuila a 30 septiembre de 2009.

Por la Fracción Parlamentaria "Evaristo Pérez Arreola" del

Partido Unidad Democrática de Coahuila.

 

 

DIP. FRANCISCO TOBIAS HERNANDEZ